martes, 12 de febrero de 2008




Un nuevo número-versión de El Cronista de la Red está ya en Internet.

Este es el contenido, que esperamos os guste:


- Fernando Aínsa: Alegato a favor de lo “maravilloso utópico”
- Jesús Jiménez Domínguez: Fundido en negro (selección de poemas). Ilustrados con obra de Fernando Zobel
- Fernando Sarría: Cartas marcadas (poemas). Ilustrados con obra de Natalio Bayo.
- Sonia Fides: Mirar y ser mirada (selección de poemas). Ilustrado con obra de Víctor Mira.
- Segio Borao: La Cordillera (relato), Ilustrado con fotografías de Carlos Manzano
- Javier López Clemente: El vestido azul (relato). Ilustrado por Rabodiga
- Sobrenombres 10. Por Fernando Andú: Biografía de Abû Bakr Algazzãr (El Carnicero), y Luisa Miñana: orientación bibliográfica en Internet sobre La Aljafería de Zaragoza.
- Miguel Angel Latorre: Valentino (fotografía)
- José Antonio Melendo: No es frío (fotografía)
- Voladuras, la sección de relatos gráficos de Chema Lera
- Rafael Lobarte: Mahábharata: aproximación y traducción de algunos fragmentos
- Nuestras Palabras, la sección que conduce Marisa Lamarca
- Luisa Miñana: Los días sicilianos, un viaje particular
- Libros en Aragón, con las reseñas sobre “La marea del despertar” de Roberto Malo, y “En las orillas del cielo” de José Verón Gormaz
- Nuestras Miradas, la sección dedicada a la creación de los pequeños, con dibujos de Guillermo Alcalde Fernández

2 comentarios:

María Manuela dijo...

Hoy por fin he podido echar el primer vistazo al Cronista. Me he lanzado directa a por tus días sicilianos, me ha gustado mucho, destilas últtimamente un no sé qué que ya te diré detalladamente.

Los poemas de Sarría, excelentes, como siempre, con unas imágenes muy bien seleccionadas.

Las voladuras de Chema Lera, ¿qué decir?, preciosa la ilustración, y tan triste...él siempre tocando dentro.

Y me he quedado para terminar con el cuento del vestido azul de Javier López Clemente. Me ha gustado mucho, que pena de vestido y de mujer...

Luisa Miñana dijo...

¡Eres terrible, MM! Gracias por la lectura, tan atenta y entusiasta. Hemos puesto mucho empeño en este número, cuya factura ha sido esta vez un poco tortuosa. Me alegra de que por lo menos el resultado haga alguna justicia a los colaboradores.
Ya me dirás, ya me dirás... detalladamente, ja, ja
Besos, reina mora.