domingo, 20 de abril de 2008

Noches para perdidos en La Campana





De esta tanda, en la primera noche se perdió com´il faût Octavio (Gómez Milián);


en la segunda quiso perdernos F.S.

y ayer M.A. Ortiz Albero e Ingrid Magrinyá extraviaron los zapatos rojos y el concepto para que todos los encontráramos en un espacio entre los ojos y la garganta: la espina dorsal diría un cubista, for exemple.


La propuesta no era fácil. Natural, sí. Fácil, no. Y funcionó: palabra y danza a pelo, mixturándose, retándose, ofreciéndose, encamándose, atreviéndose----->


los riesgos hay que aplaudirlos, agradecerlos, valorarlos: sí. Y la belleza hay que apreciarla.


Ana (Manzana) Muñoz / Carmen Ruiz /Cristina Járboles : sabias-ritmo-bellas.


El gintonic de bombay sigue abriendo excelentes paréntesis.

* Crónicas más elocuentes en Martínez Forega (ahora fotógrafo off course), Pepe Montero y Fernando Sarría

3 comentarios:

Aurora dijo...

Me hubiera gustado estar, pero sucumbí a las seguidillas de José Menese. Aunque con el pensamiento también estuve. Hasta la próxima.
Besos

Maribel Sánchez dijo...

Y yo que ando a dos pasos y medio de vuestra maravillosa ciudad me he perdido esto.
Pero habrá más.

Besos

Luisa Miñana dijo...

Aurora, Meneses... ¡por favor! ¿cómo no va a poder con nosotros! Un gigante. Espero que estuviera requetebién.
Besos.

---------------------

Seguro que habrá más, Maribel, seguro. Vamos a poner un puente-ave, ya verás... deja al tiempo.
Besos, guapa.