martes, 5 de agosto de 2008

Coscojita

Rayuela, juego que consiste en andar a la pata coja y sacar el tejo con el pie de ciertas divisiones trazadas en el suelo (R.A.E)

13 comentarios:

Apostillas literarias dijo...

Aquí en México se llama "Avión", Luisa (por la forma del dibujo en donde se juega). Jugar al avión era para mi un disfrute cuando era niña, y era yo buena para echar la teja y que fuera a dar al número que correspondía. Vas brincando de número en número con un solo pié, y tienes que llegar hasta el 10, regresar, recoger la teja y volver al 1. En el recoger la teja muchas se caían y perdían.

Qué tiempos tan bellos, no se tenía otra preocupación que jugar.

Luisa Miñana dijo...

Yo también era buena, Magda, en tirar la teja dentro del cuadro que correspondía. Si no recuerdo mal, nosotras sólo dibujábamos ocho casillas. La rayuela y "la goma" eran los juegos callejeros de niñas en la Barcelona de mi infancia. Acabó ganando "la goma", que se consideraba más moderno, y era en cierta forma sustitutivo de la comba.
Coscojita me parece también un nombre muy apropiado para el juego de la rayuela.

Magda dijo...

"La goma" no se como es, Luisa. Quizá acá se llama de otra manera.

El "avión" de acá tiene 10 casillas, es este.

A mi me encantaba jugar, al igual que jugar "al patio de mi casa", "a la víbora de la mar", "encantados" y a la "botella". Definitivamente ¡era yo una chiva, y chiva vaga!

Todo-a-un-leru dijo...

Por aquí lo llamamos "el pico", "la raayuela" o "el tejo", pero "coscojita" no lo conocía.
Yo me mosqueé una vez porque la piedra que usaba siempre rodaba al caer y quedaba fuera del recuadro, y al final la tiré por encima del hombro con tan mala suerte que me cargué la ventana del cuartel de la Guardia Civil que estaba en construcción... ¡Qué mal rato cuando llegaron los guardias!
Pero lo pasaba bien jugando a esto.
Besos.
Rosa.

Luisa Miñana dijo...

Nuestra rayuela era así, Magda. (no sé si saldrá bien el enlace, si no puedes verla en la dirección url).

La goma era un juego que se hacía con varios metros de "goma" tal cual, una goma revestida de un material de fibra (o algo así). Se jugaba con toda la goma extendida, sujeta por dos niñas a cada extremo. Las demás iban saltando por encima de la goma tensa, que iba subiendo de altura, hasta llegar arriba del todo con el brazo de las tenentes extendido. Como un salto de altura, digamos. Había diferentes variantes: sin ayuda con las manos, con ayuda, salta en rodillo, en tijera, etc. También se podía jugar anudando los extremos de la goma. Dos chicas la tenían en los tobillos, y así se formaba un alargado rectángulo. Entonces, una a una, había que jugar haciendo con las dos líneas en paralelo de la goma distintas figuras con los pies, anundando y soltando la goma en torno a ellos. Es dificil de explicar. Pero era muy divertido.

Luisa Miñana dijo...

Rosa, lo tuyo era un rayuela muy moderna con efectos colaterales, je, je

Besos.

Magda dijo...

Casi es igual a nuestro avión, Luisa, solo le falta el techo o a nosotros nos sobra :-)

¡Si, ya se que es la goma!, Luisa. Genial, se jugaba cantando. Acá le dicen "hule" o "brinca-brinca", y creo que también le dicen de otra manera.

¿Y qué tal el "hula-hula"?, ese era mi predilecto, lograba estar bastante tiempo sin que se me cayera de la cintura. Bueno, todos eran mis predilectos :-)

Luisa Miñana dijo...

Es verdad, juegos geniales todos para los largos días de verano en la calle...

Inde dijo...

Calderón: en mi pueblo se llama (o se llamaba) el calderón. Lo dibujabas con una tiza, ponías los números y hala, a saltar a la pata coja empujando la piedrecica al número siguiente...

Y lo de "las gomas" (en mi pueblo, en plural) lo describes muy bien. En el rectángulo que se formaba, pasabas una pierna por encima de las gomas y hala, a hacer piruetas... Qué gusto, me voy ahora a la camita a planchar oreja y me voy a ir por el pasillo saltando, y a soñar con aquellos juegos...

Luisa Miñana dijo...

¡Calderón! no me lo hubiera imaginado... Si es que en las Cinco Villas... ¡La rabia que daba cuando la piedrota se salía de las rayas al empujarla, aggg!

Yo era campeona a las gomas, fíjate.´

Son buenos recuerdos para las épocas estivales

Besotes

Aurora dijo...

Cuando yo jugaba, hace ya muchos años, lo llamábamos jugar al "descanso", había que tener equilibrio y un gran dominio de la fuerza que ejercías al darle impulso con un pie a la piedra, o el objeto improvisado que encontrabas, para pasarla de cuadro en cuadro en el orden debido y sin que se saliera del cuadro de destino y encima a la pata coja. Eran otros tiempos.
¡Qué buenos recuerdos! Besos

Antonio dijo...

Bueno, pues aquí va otro nombre: En Zuera las chicas no jugaban a la rayuela, ni al avión ni a calderón, sino al "escarramate" y a aquello del "pasimisí, pasimisá..." ¡Besos a todas!

Luisa Miñana dijo...

O sea:
Coscojita
Rayuela
Avión
Pico
Tejo
Descanso
Calderón
Escarramate (que suena aragonesa que ni te digo)

Y por cierto, queda que Magda nos cuente que eran todos esos juegos que nombra arriba: "la víbora del mar", "encantados", "la botella"...

¡Esto es lo que yo llamo un buen post de agosto!