martes, 16 de diciembre de 2008

Cristales de colores

hgsantarriga.com



A propósito de la "gran estafa Madoff" leo por ahí: el problema no es el sistema económico, sino el regulador.

Digo - me pregunto: ¿quién regula aquí a quién? En realidad, insisto: ¿qué garantías hay de que el regulador que regula (o debiera) no deje de regular puesto que al fin y al cabo es a su "primo hermano" a quien regula (o debiera), que es el que le ha dicho qué y cómo tiene que regular (o debiera)?

Creo- pienso que en los últimos años el sistema económico (léase capitalismo) ha sucumbido a su estado de exasperación. Todo el mundo parece haber olvidado la ley básica de la retroalimentación y sus efectos.

Parece (o me lo parece) que la avaricia depredadora no ha tenido, no tiene, suficiente con la explotación de los países pobres, con la esquilmación de los recursos naturales. La avaricia del depredador se ha vuelto caníbal.

No es cierto que la capacidad de producción y consumo sea ilimitada. Ni por sistema ni por azar.

No es cierto que la capacidad de generar riqueza y hombres ricos no tenga techo. El crédito del caníbal es mentira. El descrédito del sistema es real.

No es cierto que la búsqueda del máximo beneficio haya ampliado las posibilidades de expansión del sistema. El sistema prime time conlleva el efecto dominó.

No es cierto que porque el capitalismo se haya quedado solo no pueda tener fin. Deberíamos saberlo. Ya ha ocurrido con otros. No digo que sea ahora. Simplemente lo pienso. Vivimos como si no. Como si no existieran los desastres naturales, como si no existiera el azar, como si no existiera la muerte, ni la pobreza, ni el dolor, ni el miedo. Como si el sistema no pudiera colapsar. Los estafadores como Madoff saben que ellos siempre tienen una posibilidad de sobrevivir. Pero los demás, que nos jugamos el pellejo, deberíamos haber sido más listos y no dejarnos engañar con los cristales de colores.

En fin, todo sistema debe autoregularse para crecer. Pero ¿como se autorregula la avaricia?, si : cita de Dante: La avaricia es de naturaleza tan ruin y perversa que nunca consigue calmar su afán: después de comer tiene más hambre.

Un sistema basado en el consumo de lo innecesario tarde o temprano peta, creo. Digo. Lo innecesario no es real.

7 comentarios:

marisa dijo...

Es un artículo estupendo luisa. Lo suscribo plenamente. Lúcido y certero. Un placer leerte. un abrazo

Lamia dijo...

Lo que es real, Luisa, es la situación que vivimos. Cada día cuesta más llegar a final de mes, todo es más caro, y, efectivamente, consumimos cosas innecesarias.
....
Y sigue sin nevar...

39escalones dijo...

Yo creo que es un ejercicio de canibalismo económico. Es como un náufrago en una isla desierta que se come absolutamente todo lo comestible a su alrededor. Llegará un momento que tendrá que pensar en qué partes de su cuerpo puede prescindir para poder alimentarse. Y termina empezando por lo prescindible: el regulador... Autofagocitación, suicidio ritual.
Precisamente son ahora quienes han obrado durante decenios al margen de regulador alguno quienes culpan al regulador. Será que no les ha dejado robar lo suficiente.

Besos regulados.

ca dijo...

Querida Luisa,

un saludo desde esta cárcel de difícil salida e innata entrada, con el deseo de ser muy poco visto.


PD: y una recomendación, el artículo de una amiga en torno al caso Madoff que me parece de gran lucidez, salvando lo presente: http://dameunatregua.blogspot.com/2008/12/la-gran-mentira-de-pap.html

laMima dijo...

Es que leo Madoff y me asoma una sonrisilla que no puedo evitar:¡ricos en apuros!¡jar!.
(Seguro que se me borra en cuanto me entere de como van a "compensar" a los damnificados, ya).
Creo que has dado en el clavo: "¿como se autorregula la avaricia?"... por definición es imposible.
Querida, ¿alguno de "esos" tiene conciencia de lo que ha hecho?, me gustaría saber que argumentos está utilizando el "sistema" para autojustificarse.
Besos mosqueados.

Bel dijo...

Aparte de que, por supuesto, suscribo todo lo que dices, me gusta la imagen "la avaricia del depredador se ha vuelto caníbal". Dan ganas de responder: -pues dejémosles que acaben unos con otros. Pero no, no sucederá, para evitarlo precisamente están buscando eso que que llaman "soluciones".
Un abrazo.

Luisamiñana dijo...

Marisa, agradezco tus palabras en cuanto a la lucidez sobre todo, porque el hecho de que muchos coincidamos es indicio de que la cosa anda chunga, chunga. Un abrazo.

-----------------------

Lamia, tengo un amigo al que cito mucho que dice desde siempre que la realidad es terca. Pues eso. La realidad.

--------------------

Alfred, más que suicidio ritual (lo que creo que entraña una voluntad consciente de fin) lo que me parece que se está produciendo es una salida hacia delante y en desbandada. Bueno eso hace unos meses. Ahora hay estupefacción. Al enfermo le están diciendo lo que hay y se niega. No hay medicamentos efectivos, se está viendo. A ratos crreo que no falta mucho para el pánico. Y ojala, ojala, me equivoque. Lo celebraré por todo lo alto.

--------------------

Ca, aunque quieras ser poco visto procuraré asomarme por tu lugar. Veo la recomendación, por supuesto.

--------------

Lo de la autorregulación, Mima, es una falacia muy bonita, pero falacia. Los primeros tiempos del capitalismo también fueron de cierto salvajismo económico. La explotación se realizaba sobre los obreros, como todo el mundo conocemos. Sobre las colonias, también. No había regulación. La regulación comenzó realmente con la amenaza del socialismo. El socialismo, como todo el mundo sabe también, introdujó las correciones que han mantenido al capitalismo dentro de un "cierto orden". Eliminado el socialismo, el capitalismo ha vuelto por sus fueros. No me parece verdad lo que dicen muchos acerca de que ésto no tiene nada que ver con lo que sucede. Sí tiene que ver. En el sentido en que lo planteo. Eso pienso. Pero ahora me parece que puede ser como más desaforado, porque la capacidad de producción de ha multiplicado por n, la población igual, las necesidades de empleo idem, etc, etc, y la globalización convierte en mundial e instántaneo cualquier efecto, con lo cual el tiempo de reacción ha descendido mucho. En fin, no saben qué hacer.

-----------------------

Bel, me temo que esas soluciones tampoco les van a servir de mucho en estos momentos. Hay que inventar. SEguramente querrán que el invento siga favoreciéndoles, claro. Eso será un grave problema, seguro. A ver.
Abrazos