jueves, 16 de abril de 2009

Banda sonora/30: Nino Bravo

Hace algunos días alguien en televisión recordó que se aproximaba el aniversario de la muerte de Nino Bravo. Busqué y en la web oficial del cantante encontré la fecha exacta: el accidente de tráfico que acabó con su vida sucedió el 16 de abril de 1973. Todavía me preguntó cómo le dejaban cantar "Libre". Pero lo realmente impresionante, mucho más allá de unas canciones que sin duda superaban la calidad media de muchas composiciones del pop español de la época, sigue siendo su voz, su forma de interpretar: "pelos de pollo" se me ponen aún, a estas alturas. He preferido este video (a pesar del tono necrológico del fragmento del documental colocado al final) porque recoge parte de una actuación en vivo para Única Televisión de entonces (al fondo creo que aparece el frankensteniano Trío La-la-la) y porque podemos escuchar varias canciones. Todas las canciones de Nino Bravo forman parte de mi banda sonora, sin duda porque todas forman parte de mi infancia. Muchas reúnen tristeza y rebeldía a un tiempo: como aquella España que reventaba y hacia aguas, que saltaría por los aires a finales de aquel mismo año ene l que tan tempranamente murió Nino Bravo.




6 comentarios:

marisa dijo...

Jo Luisa, qué recuerdos...En esa banda sonora de mi infancia de galletas maría y margarina Tulipán, está la voz de Nino Bravo sonando poderosa y envolvente en aquella radio transistor que mi abuela ponía en la cocina.Bueno guapa, que nos hemos puesto "estupendas" como Max...Besos guapa.

Rosa. dijo...

No sabía que había muerto así... y sobre todo tan pronto.
Tenía un pedazo de voz.
Sólo conozco sus canciones más famosas, pero también me gustan mucho, especialmente Noelia, y Libre, por supuesto... nunca me había parado a pensarlo, pero ahora que lo dices, tienes razón, ¿Cómo le dejaron cantarla?
Besos.
Rosa.

Ángel Sobreviela dijo...

Veo que tus muestras de admiración del otro día hacia el cantante iban muy en serio. Es de los pocos de quien se sigue hablando entre generaciones posteriores, y una canción como "Al partir" sigue gustando.
Pones en relación las canciones digamos "neutras" políticamente con la época y los sucesos de aquellos tiempos(en contraste frente al mundo de los cantautores) .
Me pregunto, porque no sé mucho de un tema que me queda lejos, si aquí hubo esa confluencia que se vio en Italia, donde jóvenes de todas las tendencias escuchaban las mismas canciones o por lo menos tenían mucha música en común.

Luisamiñana dijo...

Mis galletas estaban acompañadas de chocolate Elgorriaga, Marisa, ese que ahora "ha vuelto": y me da qué pensar, de verdad. No soy yo mucho de añoranzas, pero los recuerdos y la ordenación de las cosas de las vidas están bien, porque nos ayudan a saber, sin duda. Cambia la perspectiva de tus propias vivencias conforme las vas incorporando al nuevo presente.
Besos maxianos, pues (obrón el de Valle, uno de mis autores teatrales "más favoritos", desde luego).


---------------

Rosa, tengo sensación un poco de "yaya cebolleta": pero está bien contar cosas que otra gente no sabía, ponerles en la pista. ¿A qué sí, a qué resulta ilógico que le dejaran cantar "Libre"? Yo creo que pensaron que como Nino Bravo no tenía pintas de subversivo ni nada por el estilo... Había cosas muy chuscas en aquellos prehistóricos tiempos.


-----------


Pues sí, Angel, claro que iban en serio, ja ,ja...
En cuanto a lo que dices, yo creo que incluso las canciones "neutras", com bien juzgas, terminaban por no serlo tanto en cuanto que de alguna forma delineaban una manera de estar en el mundo un tanto distinta a la ranciedad e inmovilismo del régimen y de la sociedad franquista.
En cuanto a la cultura musical, había una zona de confluencia, sí. Lo que yo viví de adolescente (ya en época de la democracia) era que había una música ´muy determinada para la gente digamos más comprometida con los cambios sociales y políticos que se perseguían: por ejemplo todo el mundo de los cantautores. Pero luego existían zonas de intersección, y también se escuchaba mucho rock internacional, que empezó a llegar masivamente en lo setenta. Uniformidad no creo que hubiera. Zonas de intersección sí, desde luego. Y en esas zonas aparecían para mí gente como Nino Bravo.

Isabel Romana dijo...

Un recuerdo precioso, entrañable, la voz de Nino Bravo nos acompañó a muchos jóvenes y nos hizo soñar. Me quedo un rato en silencio, escuchándolo. Besos.

Luisamiñana dijo...

Bien, Isabel, esa actitud me parece la oportuna. Besos