martes, 7 de julio de 2009

Cristiano Ronaldo


En el telediario de la noche de Cuatro-tv: largo-larguísimo reportaje sobre la presentación de

Cristiano Ronaldo

justo antes, sin solución de continuidad: corto (pero suficiente) reportaje sobre cómo el cambio climático está apalizando todavía más a aquellas regiones del planeta sin recursos (léase especialmente África: miseria+miseria+miseria, por ejemplo: unos mílimetros de ascenso del nivel del mar significa la salinización de un suelo muy empobrecido y la imposibilidad de sembrar, o inundaciones de los campos, y así más y más... hambre, sed, mugre... es tal cual y ojos abiertos como si no pudieran cerrarse porque duelen)





decía

lo de Cristiano Ronaldo



(80.000 individuos vociferadores y satisfechos en el Santiago Bernabeu -- no digo que la gente normal y corriente no tenga derecho a expresar su júbilo y a estar contentos de vez en cuando, aunque sea porque un chaval de 24 años les sonríe como un angelito y les dice que desde pequeñito siempre había querido juegar en el Real Madrid. No digo éso, aunque evidentemente no parezca muy sapiens sapiens la adoración al ídolo -después de tantos ídolos caídos como en la historia han sido, madre mía, y de tanta barbarie en nombre de tanto ídolo y también tanta tontería), pero bueno, parece inevitable ésto de la idolatría (Michael Jackson véase igualmente estos días). Así que no digo éso. Aunque seguramente en el mundo habrá algunos otros miles de chavales que jueguen tan bien como C. R., que canten y bailen tan bien como M.J. Los ídolos son intercambiales, a ellos también les afecta el azar. Pero ni siquiera digo ésto. Como no digo ya otras muchas cosas.


Sólo, pregunto, mientras cenamos: ¿de dónde saca este hombre (Florentino, of course, quiero decir) tanto dinero? // Se lo prestan. Eso me dicen.

Ah, ya.

¿Los bancos, claro?--- ingenua pregunta que lanzo en plan retórica chorras de la hora boba de la noche. Debo tener la noche tontorrona:


porque empiezo a peroratar

Los bancos que dicen que no tienen dinero le prestan a Florentino millones de euros para fichar a Cristiano Ronaldo, a Kaká, a ... (no me sé más nombres). Los bancos, esos cuyas arcas tuvimos que rellenar hace no mucho con un ¡plan de rescate!, esos me dicen que le prestan a Florentino. Los bancos, los que no conceden ya créditos ni hipótecas para comprar vpo´s, por ejemplo, y sigo...


Claro, pero a Florentino sí pueden prestarle, me cortan. El tiene dinero.

Ah... Ya.

Y yo me voy a ver CSI, porque está claro que tengo la noche tonta.



15 comentarios:

39escalones dijo...

Y lo peor de todo son los gilís que se van a embobar con semejante pazguato tuercebotas y que identifican la felicidad con que el memo ése acierte metiendo la pelotita por el hueco... Y mientras a poner el culo para que les sigan dando. Lo dicho, pan y circo. Mediático.
Besos.

laMIma dijo...

Así es querida y aquí no pasa nada. Por lo visto la cosa es muy rentable y digo yo:¿rentable?¿crea muchos puestos de trabajo el fútbol?.. calla,no. "Rentable" significa que unos cuantos (no demasiados..más bien pocos) se ponen moraos y al resto que les den ¡en que estaría yo pensando!.
Con la cara que te ponen por ahí cuando dices que odias el "deporte nacional" ¡pero como no voy a odiarlo jolines!.
Esta madrugada, comida por el insomnio, he escuchado en la radio una cuña publicitaria que el Valladolid ha lanzado para conseguir nuevos abonados. Impresionante, vergonzosa... no tiene nombre. A ver si encuentro un enlace y te lo dejo.
La cosa es para tomársela muy, pero muy en serio. Me parece a mí que hay fortunas, como siempre, alimentadas de bajezas económicas y éticas que tarde o temprano deberían, ellas si, pagar su justo precio.
Cada vez lo veo más claro hija....y paro, que me enciendo.

aurora dijo...

Hoy viniendo al trabajo, en la radio he oído, en el programa de "Hoy por Hoy", que en las portadas de los periódicos, todos de tirada nacional, entre ellos El País, venía el tema de C.R. A continuación han hablado del encierro de San Fermín.
A continuación Luis del Val ha hecho un comentario, como todos los suyos muy sustancioso. Al final venía a decir: "Estamos como hace 50 ó 60 años, entre el futbol y los toros". ¡País!
Besos

Anónimo dijo...

1.-Lee sobre la biografía de CR., dónde nació, a qué estrato social pertenece su familia y cómo se crió. Eso te serviría para valorar a quien, con su talento-deportivo y mediático-ha logrado salir de ahí


2.-El banco presta dinero a quien sabe q, llegado el momento, lo recuperará todo y aún más...


3.-Ay, el desprecio de a la masa...

Saludos

marisa dijo...

Qué asco de asco Luisa...es tan indignante que a uno le entran ganas de escupir su furia indiscriminadamente.En fin, pan y circo, y el plus "pa" el salón.Un beso guapa

Luisamiñana dijo...

Escalones, siempre ha sido así, siempre: eso es lo que exaspera un tanto, la nula importancia de la historia. En fin.

----------------------

Mima, a mi por ejemplo no me molestan en absoluto los medios de comunicación en sí mismos. Todo lo contrario. Pero la terrible y apabullante connivencia actual con el poder excede en mucho lo recomendable, desde luego. Es muy siemple: a más poder, más poder.

------------

Aurora: fútbol, toros, y algunas otas cosas que como siempre ahí han estado, sí. La cuestión del espectáculo de ayer es que no es en honor de un club, ni del jugador, ni nada de eso: es evidentemente una demostración del poder de Florentino: imperator, que exhibe a su gladiador.

---------------

Anónimo: no suelo contestar a quien no se identifica. Aquí todo el mundo puede decir libremente lo que le parezca, siempre que no exceda el respeto que todos nos merecemos unos a otros.
Pero,

1. Sé algo de su biografía. No he escrito ni una sola línea poniéndola en cuestión. Tampoco he hablado de su talento como jugador de fútbol: lo reconozco, aunque no sea uno de los talentos que más puedo valorar en este mundo (pero eso es una opinión). Pero si éso le ha servido para -afortunadamente para él y su familia- superar su originaria condición social, seguramente es más (tristemente) por el beneficio que otros han visto en él que por ese mismo talento. Y por suerte,por azar, de verdad. No creo que sea el único en el mundo que juegue bien. Seguramente habrá por ahí muchos chavalillos que juegan muy bien y nunca, nunca, lo conseguiran. Todo es relativo. A mi los mitos ya me sirven poco, debe ser que no tengo fe.

2. Bancos y beneficio: Gracias por reafirmar lo que he expuesto. Sólo que a mi ese estado de cosas no me satisface demasiado. Rarita que soy.

3. No desprecio a la masa. Formo parte de ella, como todos. Vivimos en un mundo de masas. He afirmado claramente que entiendo que la gente quiera y tenga que divertirse. y generalmentel preferimos hacerlo en grupos, cuantos más, mejor. Esa misma masa de ayer aullando ante un buen pase de C.R. me merecía más respeto que el espectáculo de exhibición pura y dura del poder de Florentino que se montó ayer. Y de todas formas, en las masas no es oro todo lo que reluce, para nada. Simplemente todo es más fácil dentro de ellas.

Un saludo.


--------

Fíjate, Marisa, una de las cosas que más me llamó la atención ayer en el telediario de Cuatro fue esa alegría con que se pasaba de la miseria a la exaltación del dispendio más doloso. Me dolió esa falta frívola de sensibilidad.

Javier López Clemente dijo...

Hola Luisa

Creo que nunca me he parado ha reflexionar sobre el extraño camino que sigue la emoción, simplemente he disfrutado de ella. Será eso, la simpleza de algunos, mi simpleza.
Es difícil explicar porque te emocionas viendo a un tipo con el número 10 a la espalda cruzar un campo de fútbol y meter la pelotita entre tres palos, yo no se explicarlo, solo lo viví y me alegró aquellos días de tristeza cuartelera.
No puedo valorar la electricidad que viene por no se donde y se instala en el estómago cuando un tipo hace un giro y canta cositas que tengo que traducir para entender y otras muchas que ni siquiera entiendo, pero no se, me emociono, la fidelidad a esas sensaciones son las que me llevan a mitificar sus figuras, artísticas, of course, hablamos de emoción ante el arte, aunque sea arte para simples.
Para mi es difícil explicarlo, simplemente lo siento, forma parte de mi y para ellos mi agradecimiento.

Salu2 Córneos.

Luisamiñana dijo...

Javier, a todos nos pasa lo mismo. No es simpleza. Es emoción. Yo también admiro a mucha gente y todos nos emocionamos con las cosas más inauditas a veces. Lo que me molesta profundamente es la manipulación de esas emociones por parte de algunos. De eso hablaba en el post y del escándalo que dichas manipulaciones, con sus acarreros superconómicos, significan dentro del mundo desequilibrado en el que existimos. Sentir admiración, emocionarse, disfrutar, reconocer el mérito de alguien no tiene nada que ver, desde mi punto de vista, con gastar cientos de millones en ponerle un sello de propiedad. Me parece sin más desporporcionado. Sólo hablaba de éso. Y de la manipulación. Esa manipulación que a menudo a mi misma me ha llevado al descreimiento, y ya lo siento.
Un abrazo.

laMima dijo...

Amén Luisa...yo venía a decir lo mismo. ¿A qué precio sale esa emoción?¿es este el momento?¿que hubiese pensado la familia de C.R. en aquellos tiempos duros viendo algo semejante con otro protagonista?... ¿es imprescindible derrochar para emocionar?...o, más simple ¿que objetivo tiene, realmente, todo eso?..venga, no nos engañemos jolín.

ybris dijo...

Todo lo que dices ya lo vengo pensando cuantas veces oigo de la millonada que pagan a ciertos "ases".
Y hoy, encima, leo en el país una Carta al Director quejándose de lo fácil que parece ser llenar estadios si se compara con lo difícil de llenar manifestaciones por causas justas.
El espectáculo parece poderlo todo.
La razón y la justicia, muy poco.

Besos.

Javier López Clemente dijo...

Hola luisa

Todo eso que me dices esta muy bien, pero entonces, con esos criterios, la entrada se tendr´´ia que (ya ves los acentos) titular: "Floren, el ser superior"

CR es un gran profesional en su trabajo, por eso le deber´´iamos juzgar: Por lo bien o por lo mal que juega a pegarle a la pelotita, el resto, todo lo dem´´as, todo lo que concierne a no estar pisando el cesped, eso es otro negocio, muy alejado por cierto de las emociones.

Y con permiso Inma, las emociones no tienen precio aunque algunos se empeñen en ponerselo, esa es su grandeza.

Antes iba a ver partidos de alevines, me gustaba la pasi´´on de los chavales en el juego, yo tambi´´en la ten´´ia, era muy malo pero me entregaba a tope, como si fuera lo ma´´s importante en la vida. Dej´´e de ir a verlos jugar porque sus padres montaban un espect´´aculo lamentable, trataban a sus hijos como si fueran CR, aquellos padres no buscaban emoci´´on, ni la uni´´on del equipo, ni las grandes virtudes de hacer un deporte de conjunto y, ya ves, la entrada era gratis, no ha´´bia dinero de por medio, sin embargo: yo me emocionaba con la subida por banda del lateral derecho que descogaba un bal´´on al ´´aerea chica sin resultado, su regreso a la defensa y la mordiente de volverlo a intentar, sin embargo, sus padres le afeaban el fallo en la jugada: Todo gratis y sin embargo sin pizca de emoci´´on.

A los que reclaman m´´as p´´ublico para las causas justas les recomiendo que comiencen por reclutar españolitos en las playas, en la barra de los bares y las filas de los peri´´cos gratuitos perdiendo el tiempo en lugar de salvar al planeta de sus males, ay Luisa y termino con una disculpa: En mi condici´´on de mit´´omano jr´´e hace tiempo no entrar en estos debates, pero ya ves, la otra noche estaba sensiblero, como hoy... todv´´ia no me sale el Moonwalker.

Salu2 C´´orneos.

Luisamiñana dijo...

Querido Javier,

creo que de acuerdo en todo, con una excepción: me temo que, por desgracia, hasta las emociones tienen precio. Yo he visto y oído jactarse a un perjeñador de emociones colectivas de haber sido capaz de crear un movimiento colectivo desde nada. Y lo tremendo es que tenía razón en muy buena parte (aunque sería muy largo ponernos ahora a hacer "sociología barateta" - baratera por mi parte, que conste)Pero ese poder tiene precio, de verdad.

Abrazos.

Estels dijo...

En Estados Unidos dejaron caer a los bancos y los impagos salpicaron a todos los bancos europeos, incluidos el Santander y el BBVA. Es la "crisis subprime", quien presta dinero a quien luego es insolvente palma pasta.

¿Habrá crisis subprime española? ¿Dejarán de cobrar los bancos europeos lo que han prestado a los bancos españoles? No, para nada. Lo pagará España con la sangre de sus ciudadanos, incluso los que aún no han nacido. Contento tiene que andar el Deutsche Bank, que presta dinero a una caja de ahorros española que luego resulta insolvente, pero lo arregla ZP con avales. Nosotros somos más guays que los americanos.

Si hubiese un poco de vergüenza, a los bancos españoles se les dejaría morir y que los pufos fuesen a parar a sus verdaderos dueños: los bancos europeos que prestaron la pasta a través del mercado interbancario. Ellos son los que no calibraron los riesgos, ellos son los beneficiarios de las supuestas rentabilidades, ellos son los que tomaron la decisión. Bastante daño han hecho a España inflando toda la burbuja y generando todo el paro, no vamos ahora de nuestro bolsillo a pagarles sus pérdidas. Esto sólo se le ocurre a un subnormal profundo como ZP. Y todo por ganar unos mesecitos de tiempo, porque el resultado final va a ser aún peor.

Muchas narices hay que tener para salir en la tele y decir: esto al ciudadano español no le va a costar un duro. Cuando caigan los bancos, habrá que ejecutar los avales. Los bancos extranjeros acreedores se alegrarán enormemente: qué gran idea fue refinanciar toda la deuda pillando avales públicos españoles. El Estado español debe pagar. A lo mejor le hacemos un favor y hasta le compramos deuda pública, a buen precio, eso sí. Que vayan soltando lo que tengan, sanidad, educación, autopistas, Repsol, Endesa, lo que haya porque aquí hay que cobrar.

ANTONIA dijo...

¡Cuánta razón tienes y después para pedir algo ortopédico o alguna ayuda para niños como Nerea hay que rogar, rellenar papeles, hacer colas,... para que al fin y al cabo quizás no te den nada.

¿Qué asco de vida!

irene dijo...

No tienes una noche tonta, ni muchísimo menos, me vuelven loca estas cosas, no las entiendo, toda esta injusticia de la vida, hablando de miles de millones con esta alegría y al minuto siguiente, o el anterior, de toda esa miseria por la que mueren miles de niños de hambre en todo el mundo.
Y encima que no digan que tenemos que ayudar a los bancos, ¡pobrecitos!, malditos banqueros... y demás.
Me enciendo, estoy a punto de arder.
Besos, Luisa.