jueves, 3 de diciembre de 2009

Cosas que pasaron el martes, 1 de diciembre, y que aún no había podido contar



Estuvo el martes Ángel Guinda presentando en Zgza su libro "Poemas para los demás" (Olifante). Organizó en el Salón del Trono del Palacio de Sástago un auténtico programa artístico-poético, como podía ya intuirse al leer la invitación


Me perdí, yo creo, que algo menos de la mitad del evento. Desde el quicio de la puerta de la sala del trono (no me penó tener que quedarme allí, porque veía bien, oía lo suficiente y no pasaba tanto calor como dentro de la sala hacía) escuché el final de la intervención de Aloma Rodríguez, a Ángel Guinda hablar y recitar, la fantástica voz de Geraldine Hill (voz prismática) sosteniendo los poemas para otros de Guinda, y vi/oí/interpreté las acciones(plots) de Ricardo Calero: no pude comer torta=pan/palabra, porque tenía la boca muy seca, mucha sed. Las acciones de Ricardo Calero iban sobre algunos de los poemas de Guinda, que él pensaba que podían ser como pancartas. Estas pancartas se sostenían sobre dos verbos transmisores: integrar/compartir (ésto lo digo en parte yo, que por eso he apuntado que también interpreté).

Cuando al cabo de media hora desapareció la fila para la firma del libro de poemas para los demás de Angel Guinda, me dijo que mi ejemplar (compartido, por cierto) lo firmaría luego, tomando una cerveza, que tenía mucho calor y ganas ya de salir a la calle. Y un buen de montón de gente nos fuimos a lo de la cerveza, y allí Angel siguió firmando libros para los otros. Y luego cenamos en La Peña, pensión famosa en el mundo entero: llegamos tarde, al parecer, y al parecer íbamos más de los previstos -Ángel nos iba enrolando a base de cariño, es un ser tremendamente empático- pero en La Peña son como unos buenos padres: nunca dejan a nadie sin cenar. Y Angel Guinda ya no firmó, creo, más libros de poemas para los otros. Contó cosas: anécdotas y otros poemas. Me fui enseguida, que el día había sido más que longo. Ah, también me gustó mucho oír a Ricardo Calero contar una acción/plot que tiene prevista a propósito del aniversario próximo de Goya, pero que creo no se puede decir todavía así en alto. Aunque si se pudiera, me gustaría mucho contarla, porque es espectácular y llena de ideas:raíces. Ya se verá.

Llegué tarde a la Sala del Trono y no comí torta=pan/palabra de tanta sed como tenía, porque había estado en el Taller de radio que dirige Chuse Fernández, dentro de la cadena de radio creativa Tea FM (98.9 en Zgza). Estuvimos hablando de creatividad (¡glumbp!) con la gente del taller (¡menudos cracks, saben un everest!: no nombro a nadie en concreto por no olvidarme de alguno, pero algunos ya tienen sus programas en la emisora y los podéis escuchar en formato podcast). Creo que van a preparar una serie de microespacios, cortando la conversación que fuimos manteniendo. TEA FM es una experiencia estupenda, un proyecto al que no hay que perder de vista: imaginación, dinamismo, heterodoxia, riesgo...

Entre otras cosas que les conté, estuvo la historia de La arquitectura de tus huesos: que por cierto sigue su rumbo (incontrolado): ayer rondaba las 5.500 entradas al pdf. del texto completo, y sobrepasaba las 155.000 entradas al libro-blog en general. Si alguien sabe la dirección de Santiago Calatrava y me la puede pasar: querría agradecerle su contribución al éxito-:)




Ricardo Calero. "Vacíos del silencio" (2003)


Actualización (viernes, 4 de diciembre):
La gente del taller de radio de TEA FM ha editado ya y puesto en formato podcast la primera parte de la charla que mantuvimos. Dejo el enlace a Ivoox donde puede escucharse. Con una salvedad: empiezo mal, inexactamente: porque digo al hablar de La arquitectura de tus huesos que es un libro-blog y algo así como que eso es algo que yo me he inventado.... bueno, mal: quería decir que es como un invento, un artefacto; quiero aclararlo porque evidentemente yo no me he inventado el formato libro-blog (para nada-:) El enlace

2 comentarios:

paula dijo...

Hola guapa. Aún estoy haciendo la digestión de la cena, qué barbaridad¡¡

¿cómo va todo?

te acordarás en algún momento pasarme la web de la chica de los anillos? (hmm, o de la mujer de los anillos, que aún suena más sugerente...)

gracias mil. Y un abrazo enorme

Luisamiñana dijo...

sí, te la mando, Paula. Abrazos. guapa.