domingo, 3 de julio de 2011

Banda Sonora/58: Un nuvol blanc (Lluis Llach)




La canción pertenece la disco Maremar, pero el vídeo reproduce parte del último concierto de Llach antes de retirarse.

Copio la letra en catalán y castellano  desde la web oficial de Lluis Llach (http://www.lluisllach.cat/)






Senzillament se’n va la vida, i arriba 
com un cabdell que el vent desfila, i fina. 
Som actors a voltes, 
espectadors a voltes, 
senzillament i com si res, la vida ens dóna i pren paper. 

Serenament quan ve l’onada, acaba, 
i potser, en el deixar-se vèncer, comença. 
La platja enamorada 
no sap l’espera llarga 
i obre els braços no fos cas, l’onada avui volgués queda’s. 

Així només, em deixo que tu em deixis; 
només així, et deixo que ara em deixis.
Jo
tinc, per a tu, un niu en el meu arbre 

i un núvol blanc, penjat d’alguna branca. 
Molt blanca... 

Sovint és quan el sol declina que el mires. 
Ell, pesarós, sap que, si minva, l’estimes. 
Arribem tard a voltes 
sense saber que a voltes 
el fràgil art d’un gest senzill, podria dir-te que... 

Només així, em deixo que tu em deixis; 
així només, et deixo que ara em deixis.
Jo
tinc, per a tu, un niu en el meu arbre 

i un núvol blanc, penjat d’alguna branca. 
Molt blanc... 





Sencillamente se va la vida, y llega
como un huso que el viento deshila, y acaba
somos actores que a veces
espectadores que a veces
sencillamente, como si nada, la vida nos da y
nos quita protagonismo.

Serenamente cuando viene la ola, acaba
y quizá en el dejarse vencer, comienza.
La playa enamorada
no sabe de la larga espera
y abre los brazos, no fuera que la ola le
apeteciese quedarse hoy.

Y sólo así, me dejo que tú me dejes
tengo para tú un nido en mi árbol
y una nube blanca, colgada de alguna rama.
Muy blanca...

A menudo, cuando declina el sol, lo miras
él sabe, perezoso, que mengua, lo quieres
llegamos tarde a veces
sin saber que a veces
el frágil arte de un gesto sencillo, podría
decirte que.

Y así sólo, me dejo que tú me dejes.
Y sólo así, te dejo que ahora me dejes
tengo para ti un nido en mi árbol
y una nube blanca, colgada de alguna rama.
Muy blanca...



 © Edicions l'Empordà



2 comentarios:

laMima dijo...

Que hermosura. Gracias (sobre todo por la traducción)

Luisamiñana.blog dijo...

En efecto, una hermosura. Llach la dedicó a su madre, cuando ella se fue.