martes, 22 de noviembre de 2011

Precisión, que no exactitud (quizás)



Vino el sábado pasado a Zaragoza el poeta catalán Pere Rovira. Vino a presentar su Poesía, 1979-2004 (DVD). Nos reunimos en la trasera de la librería Antígona. Hablaron Julia Millán, Sergio Gaspar, Jesús Jiménez y Manuel Vilas. Luego también, claro, Pere Rovira, que habló y recitó (unos cuantos poemas, todos a petición de Vilas). No sé si ello fue por lo que había dicho antes Vilas de que la poesía es "precisión". Fue muy rotundo al afirmarlo. Está seguro de ello. Y yo comparto (de entrada) esa convicción. El lenguaje poético necesita precisión aun cuando dibuje imposibles imprecisiones (que muero porque no muero).

La cuestión es, pensaba mientras tanto (puedo escuchar y pensar, es más, pienso mejor mientras escucho) que si, como dice Pere Rovira, nos desenvolvemos en un deambular circular (o sea, tu poesía surge de tu vida, pero tu vida va como va gracias a la poesía, o por culpa de ella) y

estos tiempos nuestros son cualquier cosa menos precisos (me parecía a mí): son confusos, impredecibles, inquietos, inciertos, entonces, ¿cómo vamos a obtener un lenguaje preciso a partir de semejante realidad?, o si somos precisos ¿cómo hacer que nuestro lenguaje este vivo?

No voy a seguir elucubrando. Pero lo cierto es que la solución está en ver cómo realmente la precisión poética de la que estamos hablando para aquí y ahora tiene más que ver con la ciencia que con la definición semántica de la Real Academia:




Me ha sorprendido que Antonio Muñoz Molina (no porque dude de su sabiduría y perspicacia, sino porque me ha sorprendido, sin más), haya llegado a la misma conclusión (mucho antes que yo,claro): http://xn--antoniomuozmolina-nxb.es/2011/06/poesia-y-precision/. Habla Muñoz Molina de libro de Lynn Margulis, What is life?: Life is a chemical transmutation of sunlight, responde la autora. 

Y también poética, la transmutación, digo.

Pongo esta imagen porque me recuerda a una película de Duchamp que he utilizado mucho estos días (está en Youtube) y también porque he leído que habla de precisión y sesgo, dos términos absolutamente en boga, como crisis. 

Necesitamos poesía, claro. Como la de Rovira, la de Vilas, la de Jiménez, la de Gaspar, la de Margulis, la de Duchamp, la de




2 comentarios:

Lamia dijo...

Y la tuya, pequeña, y la tuya...

Luisa Miñana dijo...

O la tuya.