jueves, 19 de enero de 2012

Síntomas de la Entropía/25: Urgencias, o radiáme despacio que tengo prisa, o el poder es de los que no preguntan

Lo acabo de contar también en Pop-pins ------------> enlace al blog making on en la barra derecha ---->
Acabo de contar que ayer estuve la tarde-noche en "las Urgencias" del Hospital Miguel Servet.
En total unas tres horas (no fue mucho ayer)
Distribución de actividad en esas tres horas aproximadas:

19 h -19, 15: llegada, admisión y triaje
19, 15- 19, 40: espera y consulta médica  - cambio de ropa, en la propia consulta, analítica, colocar vía... (¡fantástico: en menos de una hora nos había visto la médico, francamente amable además, realmente competente, una gozada)
¡¡¡¡¡¡19,40 - 20,45!!!!!!:  espera para que nos lleven a Rayos X ------------------- ¡¡¡¡¡¡¡¡-----------
20-45-21: Rayos X (formidable)                                                                                                              
21-21,15: Nos vuelve a ver la doctora y expone su diagnóstico. Esperamos a otro especialista de otra área.
21,20 - 21,45: espera para el especialista            
21,45 - 21,55: consulta y diagnóstico del segundo especialista
21,55 - 22-05: nos vamos para casa


¡¡¡¡¡¡¡¡¡-----¡¡¡¡¡¡¡¡ LES CUENTO:


Durante esos 65 minutos, una bedel encargada de conducir a las salas de Rayos X a los pacientes, detuvo varias veces su camino (siempre empujaba una silla de ruedas) frente a la sala donde nosotros (y otros bastantes) aguardabamos; varias veces preguntó por Natalia Hernández, quien nunca respondió. Al final ella le dijo a alguien que no buscaba a esa señora en ninguna otra parte porque en su papel ponía que estaba en la sala de Traumatología. Tampoco en ningún momento la bedel optó por llamar a los siguientes pacientes que esperaban para ir a Rayos X. Natalia Hernández nos fastidió a todos durante más de una hora. Lo realmente inquietante es que cuando le rogué a la médico que reclamara para que nos llevaran a Rayos (lo cual hizo ipsofactamente y con un cien por cien de efectividad), ya no vino finalmente esta misma bedel, sino otro compañero, y nunca más supimos de Natalia Hernández.



p.d. Es conocido en el ámbito de la Administración en quiénes reside realmente el poder


6 comentarios:

39escalones dijo...

Acabo de hablar con Natalia Hernández; me ha pedido que te pregunte si alguien preguntó ayer por ella...
En fin, lo mejor de Urgencias es marcharse cuanto antes con la ITV pasada.
Besos

PS: Qué bueno que hayas puesto el documental de Winterbottom (culo de invierno); el viernes estaba haciendo trabajos manuales y me lo perdí.

Luisa Miñana dijo...

El documental es magnífico... (iba a escribir cojonudo)...
Hombre, bien, pobre Michael Wb... podrías haber sido más poético-fino: profundo invierno, for exemple..., bueno vale.

Vaya morro el de Natalia Hernández.

¿Te veo hoy?

laMima dijo...

Estoy con escalones; lo mejor de urgencias es salir pronto (y lo menos frecuente of course).
A la Natalia Hernández, y a la bedela esa, les podíamos hacer escribir trescientas veces con buena letra "NO DARÉ POR SACO NUNCA MÁS AL RESPETABLE".
Siegque....
(Yo si espero acudir esta tarde, suegro mediante, que ya te contaré.)

Antonio dijo...

Parece que no se trataba de nada grave... y me alegro por ello.

¡A ver si este año nos vemos en algún entorno público más divertido
que el de la Seguridad Social!

¡Besos!

Marcos Callau dijo...

Qué bien funciona todo! Tremendo.

Luisa Miñana dijo...

Nada solucionable en ese momento en Urgencias, Antonio, más bien. El paciente es mi padre.

Ojalá se produzca ese encuentro, Antonio. Estaría bien.

¡Besos también para ti!