viernes, 21 de septiembre de 2007

María Manuela

La “desalmada” María Manuela le ha dedicado un precioso post a la novela “Pan de oro”. Soy absolutamente sincera si digo que sus reflexiones me han emocionado de verás. Cosas tan preciadas como este post, o el que también escribió Lamima hace un tiempo, son las que te devuelve la gente que lee lo que una escribe. Y los amigos, claro. María Manuela, que leyó "Pan de oro" en un pueblo de la montaña oscense, no demasiado lejos de Jaca, uno de los escenarios de la novela, dice en un momento de su comentario:

“La viuda, con esta mujer me dio por llorar. Aquella noche en el porche de mi cabaña había tormenta y yo leía acurrucada en una manta y lloraba...”

Como autora de ese libro que MM leía en este momento, ¿qué más puedo pedir?


Mil gracias, mil.

5 comentarios:

laMima dijo...

Es que es muy chulo hija, ¡que te vamos a decir! (y MM una ficha desgranando el texto..)
PD Yo también lo leí en la montaña. Me ha hecho gracia la coincidencia.
Más besos

María Manuela dijo...

Dice una de esas frases del día que "El buen lector, es aquel, que al terminar un libro es capaz de escribir una página más."
No sé yo si podría escrirla, pero sí contártela.
Es eso, quien lee hace crecer la historia, al sentirla te siento a ti y nos comunicamos a través de las páginas que salieron de tu imaginación y que yo recreo en la mía. El proceso es más especial si conoces al autor/a, eso es algo que me ha pasado muy pocas veces y es un gustazo poder devolver un poco de lo que tú diste escribiendo.
Muchas veces he pensado: si pudiera hablar con Gala o Muñoz Molina...después pienso, a ellos mi opinión debe dejarles indiferente...
Pero como tú eres Luisa y estás aquí te digo esto y más que te diría y preguntas que te haría, pues lo primero que hice fue buscar Pedro Milano en el google y salía, y como dicen que todo el que sale ahí existe, debe ser que existe porque tú lo creaste, a no ser que nos cuentes lo que pasó de verdad jajaja.
Y hablando de googles, lo tienes revolucionado, pan de oro aparece por todos los rincones de la red...tenéis copado el ciberdorado espacio. Es raro el día que busco algo y no encuentro a algún maño por ahí danzando...os vais a hacer los amos!!!.
Ahhh, uff, María Heredia me emocionó tanto porque es la que expresó más sentidamente tanto dolor...

ybris dijo...

Cuando MM. lee es que lee de verdad.
Cuenta con un comentario mío cuando te lea.

Besos

entrenomadas dijo...

Es que cuando un libro es bueno engancha y eso le pasa al tuyo.
Es muy bueno, trabajo de relojería pura.
Besos

Luisa Miñana dijo...

Gracia Mima, sé que tú también lo leíste con gran atención, cariño, y que lo exprimiste. Contar con lectoras-amigas así es un lujo que no todos tienen.

_______________________

Ybris, pues ese comentario hará historia en la crítica_literia_web, te guste o no el libro, dada la inteligencia y la sensibilidad de quien vendrá. ¡Espero que te guste el libro cuando lo leas!

___________________________

La Nómada se conoce los escenarios zaragozanos del libro como nadie. Eres una muy fina lectora, Marta, y una buena amiga, desde luego. Como decía el otro día Antón Castro: del cariño nacen las exageraciones. Eso os pasa a vosotros.

_____________________________

MM, me pasa cuando me hablan del libro quienes lo van leyendo, y sobre todo si son gente que aprecio, que llego en todos los casos a la misma conclusión: sólo por tener este tipo de relación a través de la historia de la novela con esta persona, merece la pena haberlo escrito y es lo que más agradezco de todo cuanto el libro me está trayendo.
El libro ya va a su marcha. Está ya fuera de mi de alguna manera. Es algo raro. Los que tienen más experiencia en ésto supongo que lo sabrán contar mejor. Así que cuando vuelve ahora a mí, vuelve desde cada uno de vosotros, diferente cada vez, con vuestras perspectivas. Imagínate todo lo que estoy aprendiendo.
Aunque, desde luego creo que de las cosas que más agradezco es cuando alguién, como tú, me dice que además le ha emocionado. Porque la emoción es un camino más directo que la reflexión. Y entonces creo que sé que de alguna manera nos hemos entendido.

Sí, María de Heredia es seguramente la personificación del dolor. Es quien escenifica el sentir y el estar ante el dolor; la representante de todos los demás personajes en este sentido.

Hablaremos de cuanto quieras, por supuesto.

Y de nuevo, gracias.