lunes, 10 de noviembre de 2008

Los colores de Astartet





La muchacha, muy joven, figura de Astartet y largo cuello donde anudar
los más bellos pañuelos de seda, si pudiera comprárselos, camina por la calle,
entre los brazos del chico morenísmo,
al compás:
- una sabiduría que sólo corresponde a la naturaleza.


Astartet, top amarillo y un pantalón naranja
más ceñidos a su cuerpo
que la respiración de él, cuesta abajo por la avenida de Puente Virrey.
Ella,
mujer a la que siglos de lluvia han puesto al descubierto en este lugar, camina
cantando una canción envidiablemente alegre
a su novio de siempre. Un canción
que restaura a brochazos los balcones del barrio, que derriba el jazz
metálico de la circulación
y que se cuela en forma de deseo entre los tipos sin apellidos que llenan las tiendas
a la hora de las últimas compras para la cena.


Top amarillo y pantalón naranja: serán esos colores por los que ha llamado
mi atención. Y no por su alegría,
como hubiera debido.
Y pienso:
¿quién le ha dicho a esta muchacha que no pueda vestir
la túnica de plata de Astartet?

8 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

Querida Luisa, tienes un tino casi inverosímil para concatenar estados de animo y géneros literarios. Hoy lo vuelves a hacer y todos escuchamos esa canción alegre y todos queremos tener el cuello largo.

Un abrazo súper.

entrenomadas dijo...

BUENÍSIMO!!!
sube y baja la temperatura.

Kisses,

Rosa dijo...

La túnica de plata o los velos de la Venus de los fenicios... hermoso poema, y también me gustaría oir esa canción.
Besos.
Rosa.

Luisamiñana dijo...

La de concatenar estilos literarios ya sabes, Sonia, que es una de mis obsesiones manifiestas. Este texto no termina de estar bien, pero me apetecía subirlo, a ver si le pillo un poco de distancia.

Un beso.

-------------------------

Gracias, Marta. Creo que aún le falta, pero agradezco mucho saber de estas sensaciones. Me van ayudar a redondear el texto seguramente. Besotes.


---------------

La canción la pones tú, por ejemplo, Rosa, ¿te parece? Los velos de las Venus fenicias también están muy bien... me viene a la cabeza "Salambó": eso sí que es una novela histórica...

Más besos para ti.

albalpha dijo...

El cuello largo y los pañuelos de sea me han recordado a mi Astartet y ¿quién le ha dicho que no puede usar la túnica de plata?

Va muy bien y seguramente quedará perfecto.

Besos

ybris dijo...

Aunque fuesen atuendos de guerra los propios de Astartet nadie puede dudar de que esa muchacha puede vestir su túnica de plata.
Quizás por ser "mujer a la que siglos de lluvia han puesto al descubierto en este lugar".

Muy hermoso, Luisa.

Besos.

Miguel Ángel Y. dijo...

Magistral...siempre magistral...y hermoso, de larguísimo recorrido......Muchos besos.

Luisamiñana dijo...

Perfecta, Alba, quedará perfecta porque todo el mundo tiene derecho a probar suerte de otra manera. Un fuerte abrazo.

-----------------------

De guerra y de amores, que siempre vienen juntos, querido Ybris. Ella no tiene trampas. Un beso.


-------------------

Lo del largo recorrido está bien, M.A.Y. y cuesta abajo... por el Puente Virrey..., por donde mi barrio antiguo tira hacia el centro de la ciudad.