miércoles, 3 de diciembre de 2008

Augurios


Son Venus, Júpiter y la Luna. Estos días están en conjunción. Y las conjunciones astronómicas siempre son de una belleza inclasificable. Además de ser ecuación de augurios.

Deberíamos mirar más las estrellas y los planetas. Me parece necesario reconocerlos. Son los alrededores. Hay que conocer los alrededores. No sé medir distancias, ni trazar coordenadas. Me pierdo con muchos conceptos. Pero eso no importa para que todo lo de ahí afuera me parezca fascinante.
Esta tarde, sólo unos momentos, Venus, Júpiter y la Luna han asomado sobre el cielo de Zaragoza, bajo la capa de nubes, hacia el sur-oeste. No he podido hacer la fotografía. Pero la posición era similiar a la que veis arriba.


6 comentarios:

Lamia dijo...

Qué peligro para los lunáticos como yo...

entrenomadas dijo...

Habérmelo dicho antes, así de rara me encontraba yo. Ahora lo entiendo.


Kisses planetarios,

M

Inde dijo...

¡Qué belleza! A mí, mirar a las estrellas me da a veces vértigo, a veces paz. Pero me encanta mirarlas y pedirles deseos.

39escalones dijo...

Ahora entiendo por qué me ha empezado a salir el pelo y me he estado rascando la oreja con el pie derecho toda la tarde. Bueno, peor es cuando el ex-planeta Plutón se cruza con Mercurio: entonces sufro de un horroroso picor de corvas...
Fuera de coñas, deberíamos mirar más a las estrellas. Yo para relativizar lo que me da grima de este puñetero planeta suelo desplegarme un plano nocturno del Universo y ver cuán insignificantes somos, o bien me pierdo en una fotografía del planeta Tierra tomada en el primer minuto del milenio. Yo lo recomiendo, relaja a la par que hace pensar en lo idiotas que somos demasiado a menudo.
Besos.

Rosa dijo...

Preciosa imagen... lo malo es que, en mi caso al menos, cada vez que intento ver las estrellas, o la luna, lo único que me encuentro es ese odioso resplandor naranja de la contaminación lumínica, vamos, que no se ve a veces ni la luna. Ahora me están entrando ganas de estar en una playa, pero donde no haya gente, ni hoteles, ni más luces artificiales, sólo con su luna, su mar, con su viento helado, sus estrellas y su misterio...
Besos.
Rosa.

Luisamiñana dijo...

Creo que hay todavía algunos días para intentar pillarlos así de conjuntados. Es un espectáculo, y todo un triángulo, ya lo creo, con muchas interpretaciones.