jueves, 8 de enero de 2009

Médicos sin Frontera denuncia la violencia sobre la población civil de Gaza y las dificultades para atenderla


Nota de prensa emitida por la Ong "Médicos sin frontera":


Mientras que la ofensiva militar israelí continúa, el balance estimado de más de 600 muertos y 2.950 heridos en tan sólo 11 días, alcanza proporciones alarmantes y refleja una ofensiva extremadamente violenta que afecta a la población civil de manera indiscriminada. "Un millón y medio de Palestinos en la Franja de Gaza, la mitad de los cuales son niños, están actualmente a la merced de las balas y los bombardeos incesantes explica Franck Joncret, jefe de misión de MSF. "¿Quién podía creer que un ataque an arrollador noafectaría a los civiles, sin posibilidad de huir y amontonado en ete enclave extremamente poblado?"

La ofensiva militar ha sembrado el terror en el seno de una población urbana atrapada y que no se atreve a salir de sus casas para recibir atención médica. Del mismo modo la inseguridad golpea a los servicios de ayuda. Personal de ayuda humanitaria y de la salud palestinos han muerto y hospitales y ambulancias han sido bombardeados.

Aun así, los servicios de urgencia de los hospitales están sobrecargados. Durante los diez primeros días, el hospital de referencia d’Al Shifa ha realizado más de 300 intervenciones quirúrgicas, "Los seis quirófanos del hospital funcionan al máximo de su capacidad, practicándose en cada uno dos opeaciones al mismo tiempo" dice preocupada Cécile Barbou, la coordinadora médica de MSF en Gaza. Los cirujanos palestinos y el personal médico están extenuados y apenas logran hacer frente a la llegada de los heridos" La mayoría de las urgencias que reciben son heridos graves y politraumatizados, principalmente con heridas en el tórax, en el abdomen o en la cara.

Los equipos de MSF presentes en Gaza, compuestos por 3 expatriados internacionales y casi 70 palestinos, intentan desde el inicio de la ofensiva sostener las estructuras hospitalarias palestinas y atender a los heridos, y ya han distribuido material médico y medicamentos a varios hospitales que se están quedando sin medicamentos. Un equipo de MSF compuesto por veinte personas ofrece atención médica a domicilio: cada día alrededor de 40 personas son atendidas directamente en sus casas. "El nivel de inseguridad es tan alto que nuestras posibilidades de desplazarnos y dar asistencia son extremadamente limitadas", explica Jessica Pourraz, responsable de las actividades de MSF en Gaza. "Lo que necesitamos es poder acceder sin impedimentos a los heridos las 24 horas, y que los propios civiles tengan la posibilidad de acceder a las estructuras de salud" .

Respondiendo a la demanda de los médicos del hospital d’Al Shifa, MSF está enviando un equipo quirúrgico (un cirujano, un anestesista y una enfermera de quirófano), un hospital móvil dotado de un quirófano y una unidad de cuidados intensivos, con el fin de aumentar la capacidad para atender heridos. MSF debe conseguir las autorizaciones necesarias para que, de manera urgente, este equipo y el material médico puedan entrar en la Franja de Gaza.

En estas circunstancias, y mientras continúan las restricciones de entrada de personal y de materiales en la Franja de Gaza, el paro temporal de los bombardeos puede que mejore el acceso de los heridos a las estructuras de salud, los movimientos del personal humanitario y el aprovisionamiento en productos de primera necesidad (gasolina, comida, material médico y medicamentos)." Sin embargo, estas medidas parciales, destinadas a calmar a la opinión pública internacional, no tienen efecto sobre la violencia directa y masiva que sufe la población", constata la Dra. Marie Pierre Allié, presidenta de MSF.

7 comentarios:

marisa dijo...

Es todo tan horrible, tan avergonzante, tan nauseabundo...Lo peor es que el dolor es real y esos niños sean uno o dos mil, sufren y nadie lo para, y un sólo niño, una sola madre desgarrada debería bastar, aquí nos bastaría con una sola víctima para no parar de noticias y especiales y campañas de concenciación...Ay es que me enervo. Un abrazo y gracias por decir las cosas omo muchos las pensamos.Besos

Rosa. dijo...

Como dice Marisa, es horrible y vergonzante.
Cuando en el telediario se habla de asesinato de un occidental, todo occidente se lleva las manos a la cabeza, pero cuando aparecen masacres como ésta, mucha gente ni siquiera se inmuta... dicen que "están acostumbrados".
Yo no creo que me vaya a acostumbrar nunca, y ojalá los organismos que deberían intervenir en esto de una vez para cambiar las cosas tampoco se hayan "acostumbrado".
Un beso.
Rosa.

Luisamiñana dijo...

Marisa, Rosa, tengo formación de historiadora. Sé que somos incapaces de erradicar la guerra, el dolor, el mal. Forma parte de nosotros. De un modo absolutamente celular. La naturaleza no es siempre amable. Pero si hay un terremoto, todo el mundo está de acuerdo en que esa fuerza de la naturaleza es tan irreprimible como peligrosa. Y los científicos inventan cosas para prevenir, para paliar. La "Historia", así, considerada con la mayúscula que parece ponerla por encima de nosotros, también trae el mal y el dolor una y otra vez. Pero la Historia de los hombres no está por encima de los hombres: esa parece ser la trampa, también una y otra vez. No se trata de cambiar el alrededor. Ni de clamar por revoluciones que no llegarán nunca: no sabemos hacerlas. Se trata de saber que la Historia es cada día y cada uno. Yo no puedo refugiarme en argumentos intelectuales ante determinados hechos, sean del enorme calibre como estos de ahora, o de más invisibles. Porque los argumentos intelectuales que estoy escuchando en general ni curan heridas, ni dan de comer, ni reconstruyen viviendas, ni resuelven nada. Los argumentos intelectuales parecen cubrirnos a todos muy bien. Estoy empezando a desconfiar mucho de ellos. Y eso que me gustan mucho los argumentos intelectuales. No sé de momento ir más allá.

malvisto dijo...

Luisa: cómo empezar, saludándote, desándote un feliz año, felices reyes. O entrando al tema. Creo que ya hice trampa, porque fue primero el saludo.... me gusta mucho tu comentario, la forma en que hablas de la historia, y de los argumentos intelectuales. Muy bien: a veces pienso que las palabras, y con ellas los argumentos intelctuales, no están tan sólo para conmover o para hacernos entender. También están para perturbar. Aunque es difícil y peligroso decirlo: extraño un poco la caza de brujas y la hoguera. En ese tiempo pensar diferente era peligroso. Ahora ya no importa, y eso duele. Y eso nos pesa.

Xavier Comellas dijo...

Luisa: No quiero encrespar una situación, en donde están muriendo personas indefensas, ya que lo único que importa ahora, es que este maldito conflicto sin sentido sea solucionado de forma diplomática y sin armas. – Pero a todo esto hay que recordar la historia, en la que el estado de Israel inició su existencia en 1948, a los pocos meses de que la Asamblea General de las Naciones Unidas hubiera optado por la partición como única solución posible a las rivalidades árabe-judías en Palestina. Su creación fue el momento culminante de más de sesenta años de agitación sionista. Desde sus mismos inicios Israel ha sido un país sitiado, en lucha por su existencia en cuatro guerras contra los países árabes vecinos. -- Palestina, una gran parte del imperio otomano, quedó bajo control británico durante la primera guerra mundial y bajo la administración de Gran Bretaña por mandato de la Liga de Naciones. Los británicos ya habían prometido su ayuda a los judíos para el establecimiento de un hogar nacional en Palestina, con tal de que fueran respetados los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías allí existentes. Contemplaba la división de Palestina en dos países independientes y la conversión de Jerusalén en ciudad internacional, fue aceptado por los judíos palestinos y rechazado por los árabes, los cuales han llevado al caos a la situación actual. ---- No nos engañemos, Israel intenta sobrevivir en un mundo que no es aceptado por ser de una religión diferente. ---- No por ello justifica la masacre y terror que se ha creado.

ybris dijo...

De todo este horror al que últimamente vienes aludiendo lo que más horroriza es que ninguno de los dos contendiente quiere reconocer la existencia de civiles inocentes que sólo quieren vivir en paz y alcanzar acuerdos sin bombas.
En todas las guerras los civiles son escudos humanos.
Para todos.
De lo contrario los partidarios de soluciones bélicas crearían un "polemódromo" en un lugar perdido donde estuvieran sólo ellos para arreglar sus diferencias.
Mientras tanto habrá que mantener que la guerra sólo da la razón al más fuerte.
Aunque no la tenga.

Besos.

Luisamiñana dijo...

Gracias por vuestras aportaciones. Me da miedo que una vez más "nos acostumbremos". Una vez más.