jueves, 25 de febrero de 2010

Parisvide



Bon après-midi, Mme la Lune

o post-última versión del desierto (s/L.V.M-Tiempo: pues el desierto es mucho más que una metáfora, el desierto es lo único que es)

7 comentarios:

Lamia dijo...

¡Qué bonito! ¡Cuánta luz!

Inde dijo...

"Y aquí irá mi mesa". ;)

Luisamiñana dijo...

Luz y mesa, eso es. Así da gusto: pronto no habrá desierto. Un abrazo.

39escalones dijo...

A veces el desierto es sólo un espejismo. Donde uno está nunca llega a haber desierto...
Besos.

laMima dijo...

Y los libros aquí, y aquí la ventana para mirar cuando quiera a lo lejos. ¡Uf!, ¿cabrá todo en ese desierto?..
Un millón de kises.

Pat Rizia dijo...

Maravilla de lugar. Mil gracias por venir, señora hecha con pan de oro. Un abrazo enorme, Patro.

Luisamiñana dijo...

Gracias, queridos, a todos. Y PatRizia (cómo me gusta esta grafía de tu nombre), gracias a ti por ese estupendo libro. Me va a venir muy bien.
Besos pour tutti.