lunes, 1 de marzo de 2010

Series y series/9: Bonanza

El otro día, durante la conversación que mantuvimos en el encuentro poético que celebramos en la Biblioteca de Aragón -anunciado pertinentemente en este blog- dije algo que a la mayoría de los asistentes me parece que les sonó por lo menos a exageración cómica o a licencia "poética". Pero para mí no lo es. En absoluto. Dije que en mi formación habían contado tanto Bonanza como Hegel, y seguramente más la primera. Vi Bonanza durante mucho tiempo. . No sé exactamente cuántos meses, o años me dediqué a ello todos los domingos después de comer, y luego a imaginar historias al respecto. Desde luego muchos menos de los que duró la serie en antena, pero yo era una niña bastante pequeña por entonces: los meses y los años eran eternidades. A Hegel lo leí durante un tiempo en la Universidad, junto a otros autores y sin que me cayera demasiado simpático. Siempre me pareció un pensador prepotente. La prepotencia es algo que nunca he digerido nada bien.
Así que, haciendo balance, estoy convencida de que mi inteligencia emocional le debe más a Bonanza que a Hegel.





Johnny Cash interpreta el tema musical de Bonanza

10 comentarios:

Lamia dijo...

Mi Bonanza fue Falcon Crest. Recuerdo cómo salía corriendo de casa, apurando el tiempo para ver el final del capítulo, antes de bajar a la Facultad... ¡Qué malos eran todos!

entrenomadas dijo...

Anda, que a mí me dio por "Arriba y abajo". Maña no veas que pesada. Incluso dejaba al novio medio hora antes para irme a casa a ver la serie.

Hace poco volví a ver unos capítulos y volvió a engancharme.


Besos de Bonanza, arriba y abajo.


Marta

Luisamiñana dijo...

El misterioso asunto de las series de televisión es paralelo (en cuanto a emociones) al de las canciones que uno ha guardado en su memoria a lo largo de la vida. Falcon Crest lo vi a ratos, pero no ha quedado como una serie mítica en mi memoria; Arriba y abajo, sí: la seguí y me gusta mucho todavía: el punto de vista de la narración era francamente nuevo por aquel entonces y además estaba muy bien escrita. Cuatro decorados en realidad encerraban un mundo: la magia de las series antiguas de televisión.

39escalones dijo...

Aaaag, a mí Bonanza me da grima, como todo el "oeste blanco" en realidad, donde la gente va con las camisas planchadas y los dientes limpios... Nada, nada, el oeste es Leone, Peckinpah, Walter Hill y Eastwood, suciedad, moscas, calor y frío, polvo, viento y sol, como Aragón. Excepto, por supuesto, el oeste de John Ford, que puede hacerlo como quiera. Pero un oeste a escala de Michael Landon, no por Dios...
Yo, por razones de edad, siempre fui de "Cheers".

Besosssss.

Luisamiñana dijo...

Te doy toda la razón. Pero cuando yo éso no lo sabía a mis cuatro años más o menos. Compaginaba por entonces bien ambas interpretaciones del oeste, la verdad. Ahora ya no. Pero en fin, no hablaba yo de eso, exactamente.
Cheers.... me gustó, sí, sobre todo en invierno. Pero no está en mi territorio mítico.

laMima dijo...

Sepas que mi Daniel es adicto ahora; la están reponiendo nosedonde. Menudo fan.
Ays.

Dana Andrews dijo...

Ay... Johnny Cash...¡qué grande!. La verdad es que ahora estoy viendo Bonanza en esa sobremesa, después de comer, en la que asimilas cualquier cosa que te entre por los ojos. Para verla en ese momento de duermevela en que abres y cierras los ojos constantemente no está mal. Saludos!

Inde dijo...

Lo mío fue Doctor en Alaska. Y mira que me costó cogerle el tranquillo, me la recomendaba un amigo y yo pasaba bastante. Ahora, en cuanto que me vi un capítulo entero...

laMima dijo...

Joplas Inde...Doctor en Alaska...eso no es "un Bonanza"..es, permítame, una religión.
Adepta soy.

Luisamiñana dijo...

Yo también digo lo mismo respecto a Doctor en Alaska, como quedó claro en el post que le dediqué.. Además pertenece a otra época. Doctor en Alaska merece una tesis, o una reposición anual, no sé, es absolutamente actual: discursos inconexos, personajes multipersonalidades, conexión interdimensional (espacios, tiempos, querencias psicológicas), mezcla de realidad verosimil y no, etc, etc...
Bonanza es una serie de infancia, en mi caso: y tenía formas de comportamiento que me parecían entonces diferentes: no había una chica permanente, eran unos tipos masculinos que tenían cierta sensibilidad (en el oeste, etc): todo ésto lo pienso ahora, recordando cómo eran mis recreaciones posteriores en la sala de mi casa... je.