lunes, 28 de septiembre de 2009

Rolando Mix


El pasado día 24, comenzando la noche, se fue Rolando Mix. Sin anunciarse.


A Rolando le conocía y le trataba mucha gente en esta ciudad. Yo, aunque no le conocí demasiado le aprecié de veras, y creo que es además justo reconocer la gran capacidad de trabajo, la elegancia, la amabilidad personal de este chileno afincado en Zaragoza. No pude asistir a la ceremonia de despedida que reunió a un montón de amigos el sábado por la mañana. Por eso convierto este post en un gesto sumado a esa despedida y recupero un texto que preparé para la presentación (aún no hace un año) del CD Tu sello es ser mujer, con poemas de Rolando Mix y música de Jorge Berges



"Rolando Mix ha tenido la ocurrencia, que en su caso es más bien gentileza, de invitarme a presentar este hermoso CD de poesía y música, las dos disciplinas artísticas hermanas por naturaleza, puesto que comparten matriz dentro del ritmo como una forma más de comunicación, más allá del lenguaje incluso. Al hermanamiento de las disciplinas se une, en este CD (Tu sello es ser mujer) el de los dos artistas que en él intervienen: el poeta Rolando Mix y el músico Jorge Berges. Ayuda también, y mucho creo yo, la imagen de la portada, de Tomás Roures: un grabado precioso, de tono casi simbolista, evocador en alto grado.


Yo agradezco en lo que vale la invitación y deferencia de Rolando a este acto, porque él atesora una larga y fructífera trayectoria como creador y agitador cultural, como hombre que ha experimentado sucesos que forman ya parte de la historia. Creo que esa trayectoria y la persona de Rolando merecen todo nuestro reconocimiento, nuestro respeto y el agradecimiento especial de cuantos amamos la literatura, el arte, la libertad y a quienes nos gusta estar entre la buena gente.

Por eso, y aunque no sería seguramente necesario hacerlo, pues la biografía personal y literaria de Rolando Mix es suficientemente pública y conocida, me gustaría reseñar algunas circunstancias que han ayudado especialmente a que todos le veamos como un hombre muy próximo a nosotros.

El ha contado alguna vez que su vocación poética es innata, irremediable, y lo ha dicho no con estas palabras que son mías ahora, sino de una forma mucho más cercana y real. Rolando cuenta muy bien cómo en el colegio, cuando apenas tenía nueve años, su maestro le ponía delante de la clase y le animaba a recitar para todos. Y él de forma, sí, innata, casi instintiva, podía hilvanar decenas y decenas de versos bien ritmados: me tenían al final que parar, apostilla Rolando, divertido, cuando cuenta el episodio. Supongo que esto debió suceder en su lugar natal de Pozo Almonte, en la provincia de Tamarugal, al norte de Chile. Un lugar de estirpe salitrera. Como la cantada Iquique.

Rolando y Juanita, su compañera, me contaron el otro día, con renovada emoción, su asistencia a las conmemoraciones por los cien años de los acontecimientos desgraciados de Iquique. Yo no puedo olvidar que en este país la generación a la que la misma Juanita o yo pertenecemos estrenamos nuestros primeros pasos responsables en la vida al son de epopeyas como la de Iquique, a la sombra de poetas como Pablo Neruda, Nicanor Parra, Violeta Parra. Con todos ellos y con otros, quizás para nosotros menos conocidos como Enrique Lihn, Waldo Rojas y Oscar Hahn, compartió Rolando Mix en su país no sólo generación literaria y actividades culturales, sino igualmente inquietudes sociales, esperanzas de libertad. Y también el dolor.

Cuando Rolando Mix tiene que marchar de Chile, tras el sangriento derrocamiento de Allende, para cuyo gobierno trabajaba en ese momento en cuerpo y alma, cuando tiene que marchar, digo, perseguido por una orden de fusilamiento, deja atrás unos años absolutamente fructíferos en los que contribuye a la vida cultural de su país desde distintas actuaciones en librerías, distribuidoras de libros, sobre todo de perfil izquierdista, desde publicaciones como la famosísima Revista Orfeo de Poesía. Sacrificó la publicación de sus propios textos para que ello no pudiera poner sobre aviso a las autoridades en cuanto a su papel como agitador social y cultural.

Ese impulso vuelve claramente a resurgir en su etapa aragonesa, después de los diez años de residencia en la República Democrática Alemana, a donde llego tras partir de Chile. Aquí, en Zaragoza, además de publicar cuatro libros y figurar en un buen número de antologías, ha hecho tantas y tantas intervenciones en radio (sobre todo en Radio Nacional), conferencias, recitales, espectáculos poéticos en Zaragoza y fuera de la ciudad y de Aragón, etc, que enumerarlas me llevaría todo el tiempo de que disponemos para todo el evento y se me quedaría corto todavía. Me dijeron que tengo cinco minutos. Debo casi de haberlos agotado y aún no he hablado de este CD “Tu sello es ser mujer”.

El CD es el motivo por el cual hoy estamos todos aquí, junto a Rolando y a Jorge Berges, sus autores e intérpretes. Tampoco he hablado todavía de Jorge Berges, el músico, el amigo. Y me gustaría contaros que, si a los nueve años Rolando recitaba poemas improvisados en ritmo de infinito, Jorge Berges a esa misma edad empezó a dominar la guitarra y a hacerla sonar a su manera, era ya intérprete. Jorge Berges es compositor de renombre internacional y músico con vocación de mezcla: ha trabajado junto a los grupos teatrales Tranvía Teatro, La Rueda Teatro o Me lo contó Buenos Aires. Ha trabajado con artistas como Manuel Monje, Sara Baras, Carmen París… De su discografía mencionaremos los CD “Mil Abrazos” , “Punto de fuga” “Memoria del Bolero”, “Moncayo Mágico”. Y ahora esta hermosura de disco en el que Jorge Berges es responsable de la música, arreglos y fondos para los textos de Rolando Mix.


Yo le pregunté el otro día a Rolando eso tan tópico que se pregunta siempre. Le pregunté qué había pretendido con el CD. Y el me dijo, así, sin más: el CD es sobre todo Juanita, es para Juanita. Bien, después de contar esto debería callarme ya. ¿Qué voy a decir ahora que tenga algo de sentido? El CD es Juanita… Y reconozco que cuando le oí a Rolando decirme eso me entró un poco de tembladera, lo reconozco. Porque sus palabras me parecieron hermosas y tan agradecidas como generosas. Y porque de forma paralela pensé en que me quedaba muy poco por añadir acerca del CD. El CD es Juanita. Vale.

En fin, últimamente no soy muy precavida, ni pienso demasiado lo que hago. Por eso voy a atreverme a comentar sólo dos o tres cosas sobre este CD de Juanita. A lo largo de esta semana lo he escuchado varias veces. En diferentes circunstancias: en el ordenador con los auriculares puestos, en el salón de casa, en el coche conduciendo. Me he repetido luego algunas de las sensaciones generadas en esas escuchas. Y me he dado cuenta de que las veces que más lo he disfrutado fueron las que lo oí en el coche: contra las grandes avenidas de la parte nueva de la ciudad, contra el cielo abierto junto al río, conduciendo hacia el atardecer. El CD es Juanita. Pero es también la naturaleza, la vida acumulada, el amor que se interna en cada circunstancia cotidiana, en cada sentimiento, en cada reflexión. Los poemas de Rolando ponen en constante comunicación lo individual y lo universal. No hay frontera. Pertenecen sin duda, creo yo, a la fructífera tradición telurizante (permítaseme el neologismo) de la poesía hispanoamericana de más hondo y largo recorrido. Esa poesía que hunde sus pies en la fuerza del magma subterráneo, y luego crece, se transforma, se adelgaza, resurge en cada forma de la naturaleza que se contagia de la emoción amorosa, y también en cada acto de la vida. En los poemas de este CD “Tu sello es ser mujer” oiremos hablar del amor, sí, del desierto, del tiempo pasado que reviene en el presente gracias a ese amor nuevo y consolidado, de olores, de luz, de lunas, del cuerpo como centro, del silencio, del sosiego, de la paz, del corazón que vive con aquellas razones que “sólo el corazón entiende”. Aunque yo creo que en estos poemas las razones son muchas, casi todo lo que vive. Y eso en estos poemas sucede así por aquella transposición que ya supieron los románticos clásicos: el amor como motor, el amor como movimiento de osmósis, de conocimiento.

Esto es así, creo yo. Pero este CD de Juanita es sobre todo también disfrute, belleza, armonía, entusiasmo y en buena parte, alegría. A mí me gusta mucho un poema cortito, descriptivo, leve por la maestría de su composición, precioso, que me he permitido transcribir y que, si no le molesta a Rolando, me gustaría leer para terminar:



Manifiesta su amor en voz alta
cantando,
le da aliento a su amor
besando,
acuna su amor entregándose entera:
cantando,
besando,
gozando"



Un abrazo, Juanita.


miércoles, 23 de septiembre de 2009

Banda sonora/36: The End (The Doors)




The End no era the end. Era siempre el principio. Yo quería que fuese el principio. Asocio siempre esta canción a algunas noches de regreso a casa, en mi primer coche, un R7 amarillo de nombre "Tolomeo" (qué pobre, qué majo era). The End dentro de Tolomeo por el ya Paseo de Sagasta (que no Mola, como lo fue antes) era irse lejos (mientras duraba la ascensión hasta el Parque Pignatelli y giraba). Era irse lejos de la asfixiante moralina franquista que todavía entufaba muchas costumbres de los años de la transición y de los ochenta, especialmente las que tenían que ver con las mujeres - y no estoy hablando de la prehistoria, para nada (aunque a veces lo parezca y por eso me da tanto coraje ver y oír algunas cosas que vuelvo a ver y escuchar en bocas muy jóvenes).
Un par de cosas más: esta versión me parece bRUTAL... - también la letra (impensable hoy seguramente pero con tanto sentido) es soberbia-
y que le debo un post a Inde, lo sé, hija, está prometido, lo hago .... ya, ya

domingo, 20 de septiembre de 2009

Flor




No me digan que no parece una esquina francesa. Aunque no lo sea y el nombre de la calle (Temple) donde se encuentra la Creperie Flor tenga sus propias rotundas evocaciones.
Quiérase o no, cada cual dispone de su geografía emocional ligada a la ciudad o ciudades en las que habita o en las que vivió. En Zaragoza, la Flor es parte de esa geografía personal. Hace unos días se lo comentábamos a Pepe Rebollo, el fundador de este pequeño restaurante: hemos estado viniendo aquí desde el principio. Y él, tan irónico como tierno que es: ufff, ni me lo digais. Ayer no estaba y lo lamentamos. Nunca se nos había ocurrido preguntar por la razón del nombre que lleva el más famoso postre de la casa: la tarta Marianella (maravillosa, por lo siglos de los siglos: chocolate y nueces y nata, pero diferentes, y lo dice una en absoluto laminera, y lo sostengo aunque ya no seamos capaces de comernos más que media ración y a medias). Nunca se nos había ocurrido investigar la razón de ese nombre hasta ayer: pero nadie lo sabía. El martes se lo preguntaremos a Pepe, nos dijeron. Bendigo esa tarta, su forma de llegar a través del tiempo hasta ahora mismo. Bendigo algunos de los recuerdos que guardo ligados al sabor de las crepes de la Flor, y bendigo ese lugar pequeño, ese poderoso escenario, ese mundo paralelo . Hace no mucho le dije a Pepe Rebollo que habría que remozar un poco el aspecto de las hermosas pinturas que trazó en el techo su amigo Jorge Gay. Pero quizás no. Quizás todo deba quedarse como está. Hay lugares que son lugares en sí mismos y cuando estamos en ellos somos como quieren que seamos.
Y después de la nota sentimental, la recomendación práctica: del ententido Juan Barbacil, en Redaragon, que no sólo de sentimientos y estampas pseudoliterarias viven las personas humanas, ni los restaurantes.
** Este es un post-estampa con dedicatoria: para esos amigos que cada vez que vienen desde la lejana y culta Almansa (Albacete) peregrinan a La Flor y conservan su número de teléfono en la agenda de sus móviles como un relicario.

jueves, 17 de septiembre de 2009




Crear un lugar de encuentro, debate, análisis, intercambio de todos los agentes que intervienen en la creación, producción, edición y difusión de la literatura digital.
Seguir aportando elementos para la concreción del término literatura digital que sirva como referente general.

Inaugurar de forma efectiva, una nueva era en la que las manifestaciones literarias generadas en la web 2.0 se incorporen, sin exclusiones, al término universal de Literatura.

Mostrar como, con pocos recursos, es posible acceder a un mercado casi ilimitado de lectores y a su vez, acreditar la posibilidad de acceder a una gigantesca biblioteca y garantizar, con esta vía, la universalización del acceso a la Literatura, favoreciendo así a los más necesitados.

Dar una nueva visión para todos los medios de comunicación e implicarlos en la tarea de difundir estas nuevas manifestaciones creativas como función de utilidad pública y social, fomentando así, y sin ningún género de duda, la lectura.

Generar en torno a Jaén y Andalucía un movimiento cultural y literario sin precedentes, con proyección internacional, que sirva de referente a iniciativas futuras que garantice el compromiso institucional con los creadores literarios y facilite de esta forma todas las opciones para que se cree y lea sin límites.

Estos son los objetivos definidos por los organizadores de Interliteral 2009 como justificación a la necesidad de este que Itakkus organiza en Jaén en su segunda edición durante el día de hoy y mañana. Este año las sesiones se retransmiten en directo a través de la página web.




miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cohen es azul




Leonard Cohen es azul. Las historias de la música de Leonard Cohen son azules. La tarde era azul y otoñal: verano como un otoño ante la arquitectura del pabellón Príncipe Felipe, mientras esperábamos a Leonard Cohen. Y todos sabíamos que íbamos a volvernos azules allí dentro. En cuanto L.C. invadiera con su voz de alquitrán las gradas del pabellón, íbamos a volvernos azules y esenciales. Todas las historias y todos los personajes son profundamente significantes. Cualquier momento y gesto son esenciales. Ni un solo segundo carece de perfil ni de sombra.

F. Sarría sintió lo azul ya mientras todos hacíamos cola para entrar a encontrarnos con Leonard Cohen. Sintió lo azul y luego ha escrito el poema que le he pedido prestado y que él también ha incluido en su blog. Sintió lo azul y pensó que en lo azul estaba la lluvia y el alquitrán y todo cuanto llega y cuanto se marcha. Temblor.

Marta Navarro sintió lo azul y me ha dicho esta mañana, bajo el sol, mientras tomábamos un café, que quería irse a cenar una noche con Leonard Cohen, porque lo azul es tan elegante como frágil y porque la sabiduría es fundamentalmente azul. El azul es belleza.

La voz de Leonard Cohen está intacta. El espectáculo está medido al mílimetro, aunque no se note. La emoción no vino sola, porque cada detalle era buscado. Un trabajo tan bien hecho, tan generosamente preparado, tan cuidado, tan imaginativo: los músicos espléndidos, necesarios, para quitarse el sombrero (como hacía cada dos por tres Leonard Cohen, tan afinado). Y entre los músicos, Javier Mas, extraordinario, que ha llegado junto a Cohen desde Zaragoza después de prestar su música a otros, como María del Mar Bonet. Ha vuelto a Zaragoza con Cohen.

Pero prefiero un post sólo de emociones. La prensa ha dicho cosas muy acertadas sobre el concierto de Leonard Cohen ayer en Zaragoza. Heraldo, por ejemplo, y El Periódico. Esos detalles, allí están. Aquí la emoción, el disfrute, la magia. Y el poema anunciado:



Cuando amar es un pecado venial.

Esperar en la cola de Cohen, ¡somos tantos!,
movidos a una como un álamo en el aire,
- ¿por qué todos los vientos traen otoños aferrados a las nubes? -
preparados para deshacer todas las caricias y rehacerlas de nuevo,
así son los verbos que forjan la trama,
los que hacen de la noche “lo inolvidable”.
Tras de mí un fondo de anhelo,
el decorado perfecto donde escaparnos a hurtadillas.
Su voz, la de él, es del silencio, la llama en el instante,
el arbusto arbolado donde disipar todas las pequeñas iras.
Consigue trasladarme cerca del punto de no retorno.
Álgido entre las silabas prendidas al aroma de las flores,
septiembre puede ser de luz o de olvido,
o la sabia medida de la piel,
también el suave deleite de pasear junto a un río
sobre el que los puentes son para la lluvia.
No tener que preguntar por el ayer,
lo recóndito, el tumulto de arena que nos hace ser como somos,
aunque sepamos que todo ésto no deja de ser un juego.
Un juego donde siempre al final lo perderemos todo.
Él, de negro, vino y abrió las puertas de una ciudad,
la que se habita de vez en cuando,
como esos milagros
en los que todos hallamos algo para recordar, “lo inolvidable”.





sábado, 12 de septiembre de 2009

Banda sonora/35: Space Oddity, David Bow-ie(man)

Estoy aquí, flotando alrededor de este trasto

Muy por encima de la Luna

La Tierra es azul

y no hay nada que pueda hacer...

Letra en inglés y castellano (una traducción que me parece muy acertada)

jueves, 10 de septiembre de 2009


En Crepusculariosiglo21, blog que Fernando Sarría dedica a textos poéticos de muchos autores coétaneos y no, podeis leer, si os apetece, el poema "El locutor de radio", perteneciente a Las esquinas de la Luna. Dejo el enlace:


martes, 8 de septiembre de 2009

Keats por Lobarte en Olifante




El Romanticismo europeo definió una visión de la realidad sobre la que se han fundamentado todas las formulaciones que al respecto ha adoptado nuestro mundo moderno y contemporáneo con posterioridad, quizás incluso hasta ahora mismo. El poeta inglés John Keats (1795-1821) es sin duda, y a pesar de su brevísima existencia y de su aún más breve “carrera literaria”, uno de los autores imprescindibles en la elaboración de aquel corpus romántico trascendental. La revisión periódica de nuestra tradición cultural, de nuestro pasado como civilización, es la forma de incorporar adecuadamente a nuestro presente las referencias anteriores necesarias. Y en este sentido hay que entender esta edición bilingüe de algunos de los poemas más relevantes compuestos por John Keats, traducidos al castellano por Rafael Lobarte.

Rafael Lobarte elige una “traducción rítmica” a nuestro idioma de la nunca fácil métrica inglesa de Keats. Con ello ha conseguido salvar la máxima fidelidad al original, procurando al tiempo que el discurso poético creado hace ya dos siglos mantenga su frescura sonora y se haga permeable a otra lengua, ayudando sin duda así a su mejor comprensión conceptual para los lectores actuales en castellano.

Pasión, Amor, culto a la Belleza, insatisfacción, Melancolía. Estos son algunos de las emociones y conceptos que construyen el esqueleto de la poesía de Keats, pero también de la conciencia escindida de una humanidad moderna a la que quizás estemos ya dejando atrás: “La Fantasía no consigue engañarnos, duende falaz, tan bien como dice la fama” (Oda al Ruiseñor, John Keats).



Este el texto que escribí para la solapa de la "Antólogía poética" de John Keats, publicada por la editorial Olifante (uno de las más prestigiosos sellos de este país en la edición de poesía) y preparada por Rafa Lobarte, que se presenta el jueves, 10 de septiembre, a las 19,30 en la Biblioteca de Aragón (estarán encargados de oficiar: la editora, Trinidad Ruiz, la directora de la Biblioteca de Aragón, Pilar Navarrete, la profesora universitaria Ángeles Naval, y el propio traductor). Los lectores de El Cronista de la Red saben bien de la destreza de Rafa Lobarte como traductor de poesía y tuvieron ya la ocasión de acercarse a alguna de las traducciones que incluye esta antología, publicadas en los primeros números de la revista. Porque Rafa Lobarte lleva un montón de años trabajando estos textos que ha ido perfeccionando paulatinamente. A mi siempre me han parecido unas traducciones exquisitas, absolutamente honradas, estudiadísimas no sólo en los aspectos semánticos, sino igualmente en los rítmicos, un asunto que al poeta Rafa Lobarte preocupa mucho y le ocupa también otro tanto.

Una muestra (no perderse el resto, Keats es mucho Keats y una buena traducción en una estupenda edición - el libro ha quedado precioso- no siempre abundan):



ON THE SEA


It keeps eternal whisperings around
Desolate shores, and with its mighty swell
Gluts twice ten thousand caverns, till the spell
Of Hecate leaves them their old shadowy sound.
Often ‘tis in such gentle temper found,
That scarcely will the very smallest shell
Be moved for days from where it sometime fell,
When last the winds of Heaven were unbound.

Oh ye! who have your eye-balls vexed and tired,
Feast them upon the wideness of the Sea–
Oh ye! whose ears are dinned with uproar rude,

Or fed too much with cloying melody–
Sit ye near some old cavern’s mouth and brood
Until ye start, as if the sea-nymphs quired!




AL MAR

Murmura eternamente alrededor de playas
desoladas saciando con su fuerte oleaje
millares de cavernas, hasta que los ensalmos
de Hécate les devuelve su son viejo y oscuro.
Se le encuentra a menudo de humor tan apacible
que apenas moverá las más pequeña concha
durante muchos días, de allí donde quedara
cuando por vez postrera se desataron vientos.

Quienes tengáis cansados e irritados los ojos,
con el inmenso mar regalad vuestra vista;
si aturdido el oído por terrible alboroto

o de una melodía empalagosa harto,
meditad a la boca de una vieja caverna
hasta que os sobresalte el coro de las ninfas.


sábado, 5 de septiembre de 2009

Pronto de nuevo "Poesía para perdidos" (AAE)

Los poetas Manuel Vilas, Manuel Martínez Forega y Fernando Sarría en La Campana de los Perdidos, durante una de la sesiones de "Poesía para perdidos"



En tan sólo año y medio "Poesía para perdidos" se ha ganado un sitio sólido y feliz en el espacio de los eventos culturales de la noche de Zaragoza. Creo que todos los integrantes de la Asociación Aragonesa de Escritores, que promueve y organiza esta actividad, con la inestimable colaboración de La Campana de los Perdidos, el lugar donde todo sucede, podemos estar realmente satisfechos por ello.

Fernando Sarría ha incluido en su blog el programa que nos espera a partir del próximo 3 de octubre y hasta finales de año. Lo copio aquí. Habrá que procurar no perderse ni un sólo día:


3 de octubre 2009


Poetas
José Antonio Conde
Emilio Pedro Gómez

Música
Grupo Louisiana


24 de octubre 2009

Poetas
Enrique Villagrasa
Ricardo Díez

Música
MRZ Crocodrile


7 de noviembre 2009

Poetas
Ignacio Escuin
Jesús Soria

Música
Cuidado con el perro



21 de noviembre de 2009

Poetas
Rolando Mix
Adolfo Burriel

Música
Jorge Berges


12 ó 19 de diciembre de 2009 (por concretar)

Poetas
Manuel Vilas
Lorenzo Oliván

Música
Experimentos in la notte


¡A disfrutar!