martes, 19 de octubre de 2010

Post bobo

En los primeros quince días de octubre repiquetean los nombres ganadores de los dos más económicamente suculentos premios literarios del mundo (éso he leído, que yo no tengo ni idea de las dotaciones): el Nobel y el Planeta. Hasta quedan bien puestos así juntos, los combines como los combines:
Nobel Planeta
Planeta Nobel
A quienes les toca ganar están más contentos que chupillas. El resto del mundo se pone inmediatamente a polemizar sobre
la manipulación de los premios
la calidad de los escritores y/o de las personas que son el endoesqueleto de los escritores
la trayectoria buena/mala/insulsa/jugosa (a gustos) de la historia de los premios en función de las obras premiadas
las intenciones de los escritores
las i
ntenciones de los jurados
etc
eTC
EtC
Y todo éso concurre en los medios de comunicación, foros, redes sociales, tertulias, conversaciones en los autobuses, de pasada al saludar al vecino,

Yo sólo quiero redundar en que:

si todo el mundo sabemos lo que hay y eso, y bueno, pues que a lo mejor lo mejor sería que todos estuviéramos tan contentos como los ganadores y así todos saldríamos ganando algo; o sea algo así sería como hacia la armonía universal por el premio literario. A mi, que el otoño me contrae la venas, me vendría bien éso, sí.

Quería poner un par de enlaces de prensa económica, que es la que más objetivamente ha dado las noticias de los premios Nobel y Planeta, Planeta y Nobel (por ejemplo: http://www.finanzzas.com/premio-nobel-de-literatura-2010-mario-vargas-llosa y http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2010/10/15/eduardo-mendoza-premio-planeta-2010 -éste está muy bien-), pero sin que por ello
perdamos el espíritu bobo de este post , del cual soy única responsable (todos tenemos un lado flower´s power que conviene dejar aflorar por lo menos una vez al año).

4 comentarios:

ybris dijo...

De bobo nada.
Propicia la alegría de compartir la de los ganadores, ya que el premio es imposible.
Y también, cómo no, la de la editorial que tan bien se promociona.

Besos.

39escalones dijo...

Personalmente no confío en ningún premio que no contemple la posibilidad de quedar desierto. Vamos, como los Oscars, que desde 1983 -aprox.- son una filfa.
Besos.

Luisamiñana.blog dijo...

El desierto es fascinante, 39. Pero todo el mundo parece preferir premios como palacios. Cosas.
Bss

-----------

Pues eso, Ybris, que el premio siempre es una fiesta.

Kss kss

Lamia dijo...

Me encanta ese lado flower power..... Sobre todo cuando me duele tanto la cabeza como hoy.